Comida Mexicana Artesanal

0
18
Por: PABLO PERUGGIA

La comida mexicana artesanal ha sido desde el 2010 “Patrimonio de la Humanidad”, reconocimiento que se da a toda manifestación cultural, arquitectónica y natural, que debe ser salvaguardada y protegida como un tesoro invaluable.

La Organización de Las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) es la encargada de conceder tan preciado título. Llegar a esta categoría no es un proceso sencillo, pues se considera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad:

“Todo aquel patrimonio que debe salvaguardarse y consiste en el reconocimiento de los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas transmitidas de generación en generación y que infunden a las comunidades y a los grupos un sentimiento de identidad y continuidad, contribuyendo así a promover el respeto a la diversidad cultural y la creatividad humana”[1].

Por esta razón reunir cada uno de los estándares implica un trabajo arduo que amerita llevarse acabo por expertos en el tema.

A nivel mundial sólo cuatro gastronomías son consideradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, la mexicana, japonesa, mediterránea y francesa; lo anterior se debe, a que mantienen una particularidad en lo que a sus ingredientes naturales se refiere y su contexto cultural, sin mencionar que le han dado la vuelta al mundo.

La gastronomía prehispánica artesanal o mexicana se da gracias a la participación de la comunidad que va desde la siembra hasta su consumo. La base principal de este arte culinario son los ingredientes, sus peculiares utensilios, las técnicas artesanales, el uso de la naturaleza, el amor y dedicación al preparar cada platillo, que en conjunto convierten cada bocado en un deleite.

Por estas razones, entre otras más, la UNESCO declaró en el año 2010 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, a la gastronomía mexicana artesanal bajo el expediente: “La cocina tradicional mexicana, cultura comunitaria, ancestral y viva, el paradigma de Michoacán”, en virtud de que cumplió con todos los criterios exigidos por esta Organización.

Tener el titulo de Patrimonio de la Humanidad es todo un premio que inspira grandeza y distinción para quien lo recibe. Aunque únicamente se reconoció al estado de Michoacán, no significa que se reste importancia a los demás entidades, sino todo lo contrario, es nuestro deber como mexicanos que toda la riqueza gastronómica sea digna de ser salvaguardada y protegida.

[1] Visto en pagina web http://www.unesco.org/new/es/mexico/work-areas/culture/intangible-heritage/ 11/03/19.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here