Consideraciones para el manejo del dolor en odontología

0
20

POR EL C.D. C.M.F. JOEL OMAR REYES VELÁZQUEZ

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud bucal como la ausencia de dolor orofacial crónico, cáncer bucal o garganta, úlceras bucales, defectos congénitos como labio leporino o labio hendido, enfermedades periodontales, caries dental, pérdida de dientes, así como otras enfermedades y trastornos que afectan la cavidad bucal.

Cabe resaltar que el dolor orofacial es un problema complejo, en el que pueden estar implicadas diversas regiones anatómicas y que puede responder a diferentes etiologías: neurológica, tumoral, traumática, iotrogénica y dental, entre otras. No obstante, las algias faciales se deben en su mayoría a causas de origen dental como caries, pulpitis, flemones y enfermedad periodontal.

Las enfermedades bucales son consideradas problemas de salud pública por su alta prevalencia y severidad. Las enfermedades bucales en su mayoría son irreversibles y su efecto se acumula a lo largo de la vida, de tal forma que los daños tienen a ser mayores en la población adulta y adulta mayor.

De acuerdo con la examinación de la cavidad bucal de un total de 191,353 personas de 20 a 99 años se obtuvieron los siguientes resultados:

• La prevalencia de caries dental fue de 93.2 %. En todos los grupos de edad la cifra fue superior a 85 %, sin embargo, en la población mayor a los 40 años la prevalencia fue superior a 95 %.

Con relación al edentulismo, menos del 1 % ya había perdido todos sus dientes naturales. En los grupos de 20 a 49 años el porcentaje de eden-tulismo total fue de 0 %, en el grupo de 65 a 79 años 2.4 % de los pacientes habían perdido todos sus dientes, en el grupo de 80 y más la cifra fue de 6.9 %.

Cabe destacar que de acuerdo con la información de Índice Periodóntico Comunitario
disponible para 115,248 pacientes, aproximadamente 56.8 % tenían algún signo de enfermedad periodontal, 21.1 % gingivitis, 3.9 % enfermedad periodontal leve y 0.8 % signos de enfermedad periodontal avanzada.

En conferencia de prensa, la doctora Rosa María Díaz Romero, coordinadora de Investigación en la Facultad de Odontología de la UNITEC, se refirió a los resultados del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Patologías Bucales (SIVEPAB) 2015 del cual destacó que “en el 50 % de los casos odontológicos, el dolor fue el principal factor de atención médica. La caries es el problema con mayor prevalencia entre los mexicanos, 93.2 % de los individuos tuvieron caries, el dolor es intenso cuando se ve afectado el nervio y repercute en la posible pérdida de las piezas dentales”.

“La enfermedad periodontal se produce por infección bucal, su prevalencia aumenta en la población a partir de los 50 años, lo que genera sangrado de encías, desgaste del hueso, movilidad del diente acompañado de molestia y dolor. En ese mismo rango de edad se manifiestan los problemas de oclusión, que es la disfunción al momento de masticar por contar con menos de 20 dientes, resultado de las patologías antes mencionadas”, explicó la doctora Díaz Romero.

Con relación a la extracción de las muelas del juicio coincide en que se reconoce como un importante acontecimiento generador de estrés, porque los pacientes experimentan incertidumbre antes y después de la cirugía al asociar el cuidado dental con dolor y por ello evitan o posponen su tratamiento hasta hacerlo más difícil, incluso puede generar ausentismo laboral.

Las muelas del juicio no siempre cumplen un papel funcional en la cavidad bucal y su extracción se puede generar debido a que algunos de los indicadores para que éstas sean removidas es la presencia del dolor ante su aparición y movilidad de
las demás piezas dentales, al no contar con espacio suficiente para un adecuado desarrollo.

En la práctica odontológica es frecuente el tratamiento farmacológico con analgésicos para mitigar el dolor en pacientes que han sido some-tidos a algún procedimiento odontológico. El dexketoprofeno solución oral, esta indicado para el alivio del dolor agudo de intensidad leve a moderada, efecto antiinflamatorio y analgésico, bajo prescripción médica, contraindicado en menores de 18 años, embarazo y lactancia. Sin embargo, a la fecha no se puede hablar de un manejo estandarizado para todo tipo de pacientes y la investigación en la búsqueda del mejor tratamiento farmacológico es continua.

Referencias bibliográficas

  1. Resultados del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Patologías Bucales (SIVEPAB) 2015 https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/212323/SIVEPAB-2015.pdf

2. Prevención, Detección y Control de los Problemas de Salud Bucal 2013-2018.

3. Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Patologías Bucales (SIVEPAB) 2015.

4. Manejo Clínico-farmacológico del dolor dental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here