Control del asma en temporada invernal

0
23

Por el Dr. Edgar Gerardo Zozoaga Velázquez
Especialista en Neumología Intensiva. Médico Adscrito
al Servicio de Neumología de la Unidad Médica de Alta Especialidad
No. 1, Bajío. León, México.

En México, la padece 7 % de la población (OMS), lo que representa a 8.5 millones de mexicanos, y puede incrementarse hasta 33 % dependiendo la región del país.

El asma es una enfermedad heterogénea que no se cura, y que está determinada por interacciones entre factores predisponentes y desencadenantes con células del sistema inmunológico.

La característica fisiopatogénica primordial es la inflamación en las vías aéreas, la cual se encuentra en diferentes grados; sin embargo, hay broncoespasmo sin gran componente inflamatorio. Por un lado la inflamación eosinofílica y la inflamación neutrofílica pueden ocasionar directamente broncoespasmo.

Los síntomas son resultado de la exposición a partículas, contaminantes y cambios de temperatura. Respirar aire frío y seco irrita la vía respiratoria causando broncoespasmos, no por ser alérgicos al frío, sino por la hipersensibilidad. Esto puede incrementarse por la congestión nasal que genera el frío y al respirar por la boca el aire no logra calentarse y humedecerse, llegando frío y seco a la vía aérea inferior. La rinitis alérgica es una enfermedad asociada al asma y debe tratarse a la vez para evitar crisis asmáticas.

El diagnóstico es resultado de la historia clínica y corroborado con flujometría y espirometría, demostrando flujo variable.

El control del asma en la consulta es a través de un cuestionario clínico fácil de responder, como síntomas diurnos, despertares, necesidad de medicación.

El tratamiento del asma recomendado es con abordaje escalonado que consta de 4 pasos, según la gravedad de los síntomas y las exacerbaciones. La utilización de la vía inhalatoria es el principal método de administración de medicamentos. La biodisponibilidad es directa, actuando de forma rápida y directa. Por otro lado, la dosis necesaria es más pequeña, por lo tanto, con menos efectos colaterales. Los inhaladores suministran el medicamento sin necesidad de atravesar el sistema digestivo; sin embargo, se calcula que hasta 86 % de los pacientes tiene problemas para usarlos.

Es muy importante conocer bien la técnica de uso de los inhaladores, para asegurarse de que el tratamiento será eficaz. Hay cuatro tipos de sistemas de inhalación: 1) Inhaladores a presión (dosis medida), siempre con aerocámara. 2) Inhaladores de polvo seco. 3) Inhalador con nube de suave dispersión. 4) Nebulizadores.

Los factores que influyen en el adecuado manejo de los inhaladores son: Las condiciones del paciente, que incluyen edad, capacidad cognitiva, experiencia, preferencias y gasto económico; en este apartado es muy importante el apoyo familiar para fomentar el uso del dispositivo. La técnica y sistema de inhalación también depende de la percepción de la inhalación, coordinación, flujo inspiratorio, características del inhalador, polvo seco o acuoso; los inhaladores con cartucho presurizado y sistema de suave dispersión requieren menor flujo inspiratorio y la propulsión del medicamento facilita la biodisponibilidad y el depósito pulmonar y necesitan muy poca coordinación; los inhaladores de polvo seco no tienen sistema de propulsión, por lo tanto, se necesita un flujo inspiratorio mayor para alcanzar su adecudado depósito pulmonar. Seguimiento profesional, revisión de técnica y elección del inhalador adecuado; la educación en salud al paciente es primordial para la adecuada administración y adherencia al tratamiento inhalado; así como, sobre las medida no farmacológicas. Los broncodilatadores, que ayudan a controlar los cuadros de espasmo bronquial, habitualmente el salbutamol ha sido el medicamento de elección para tratar el espasmo, con efectos rápidos a corto plazo; sin embargo, casi uno de cada dos pacientes sigue experimentando síntomas.

Desde 2017 se ha autorizado un broncodilatador de acción prolongada, dando una nueva indicación al Bromuro de Tiotropio, un broncodilatador anticolinérgico de accion prolongada, que se constituye como único en su rama e indicado para el tratamiento del asma junto con esteroide para alcanzar el objetivo de controlar el asma a mayor plazo.

Durante esta temporada invernal se debe recomendar a los pacientes mantener el entorno libre de sustancias alergénicas, usar ropa adecuada al frío, buena alimentación, no fumar, practicar deporte, usar bien los inhaladores y tener un plan ante la crisis.

Referencias bibliográficas

  1. Larenas Linnemann, et al. Guía mexicana de asma. Neumol y Cir Torax 2017;76 (supp1).
  2. Salas-Ramírez M, Segura-Méndez NH, Martínez-Cairo CS. Tendencia de la mortalidad por asma en México. Bol Oficina Sanit Panam 1994;116 (4): 298-306.
  3. gacetamedica.com/hemeroteca/mejorar-la-adhesion-a-los-inhaladoresimpacta-en-la-calidad-de-vida-de-los-pacientes-MWLG_974585
  4. Global Initiative for Asthma (GINA). Pocket Guide for Asthma Management and Prevention. Available at: http://www.ginasthma.org/documents/1/Pocket-Guidefor-Asthma-Management-and-Prevention [last accessed 01/07/14]
  5. Perpiñá Todera M. Hacia un control de la enfermedad asmática. Monografías en neumología. Ed Neumología y salud. 2010 Sanchis J. et al. Respir Med
  6. Demoly P, Paggiaro P, Plaza V, et al. Prevalence of asthma control among adults in France, Germany, Italy, Spain and the UK. Eur Respir Rev 2009; 18: (112): 105–112.
  7. Kerstjens HAM, Engel M, Dahl R, et al. Tiotropium in asthma poorly controlled with standard combination therapy. N Engl J Med. 2012; 367 (13): 1198-1207.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here