Disfunción eréctil y diabetes en nuestro país

0
27

Por el Dr. Juan Carlos Acosta
Médico Cirujano y Sexólogo Clínico.

La disfunción eréctil es la incapacidad para lograr y mantener una erección que sea lo suficiente firme para llevar a cabo una penetración que sea satisfactoria para ambos miembros de la pareja.

Puede presentarse en cualquier momento de la vida adulta, sin embargo, en México alrededor del 55 % de los hombres de 40 a 70 años sufren disfunción eréctil.

Cabe destacar que esta disfunción es significativamente más elevada en la población que padece glucemia elevada, ya que ésta es capaz de afectar los nervios, el tejido eréctil y los pequeños vasos sanguíneos responsables de las erecciones.

Este daño en el tejido eréctil no permite que las fibras musculares del pene del músculo liso se relajen de forma adecuada, y de ésta manera los cuerpos cavernosos no se pueden llenar de sangredurantelaerección.

Puede existir un dañoa  losn ervios, lo que disminuye las sensaciones en el pene, y por lo tanto, se genera una menor señalización hacia el cerebro, lo que dificulta el lograr una erección.

También hay lesión en los vasos sanguíneos, lo que impide que el tejido eréctil se llene de sangre.

En hombres con diabetes y disfunción eréctil, también puede presentarse eyaculación precoz, falta de orgasmo y de deseo sexual.

Por otra parte, existen otras enfermedades relacionadas al padecimiento, tales como hipertensión arterial, dislipidemias y elevación de los triglicéridos, alteraciones hormonales (bajo nivel de testosterona) o problemas endocrinos (como hipotiroidismo).

El diagnóstico se integra con un interrogatorio detallado, así como exploración física, que incluya corroborar la consistencia de los testículos, palpar el tejido eréctil, y verificar que el paciente no presente ninguna infección genital. Suelen indicarse estudios de laboratorio que incluyen la determinación de los niveles de testosterona, exámen de semen (como espermatobioscopía), análisis de orina y nivel de antígeno prostático.

Debido a las repercusiones negativas que tiene la disfunción eréctil relacionada con la diabetes, actualmente existen múltiples tratamientos que ayudan a mejorar el flujo sanguíneo a través de los cuerpos cavernosos, mejorando la firmeza de la erección, la calidad del orgasmo y el deseo sexual.

Es importante recordarle al paciente la conveniencia de evitar el consumo de tabaco, alcohol, dietas ricas en grasas y sedentarismo, entre otras. Si el paciente modifica sus hábitos el pronóstico será excelente.

Referencias bibliográficas

  1. Ugarte, Romano. Prevalencia de disfunción eréctil en México y factores de riesgo asociados. Rev Mex Urol, 2001; 61 (2): 63-76. Disponible en http://www.imbiomed.com.mx/1/1/articulos.php?method=showDetail&id_articulo=3120&id_seccion=38&id_ejemplar=357&id_revista=8
  2. Disfunción eréctil y diabetes (2003). Disponible en https://medicina21.com/Articulos/V1652/Disfuncion-erectil-y-diabetes.html

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here