Efecto de los ß-glucanos en la salud de los mexicanos

0
67

Por los doctores Gustavo Acosta Altamirano
y Gabriela Yanet Cortés Moreno.
Lic. Nutrición Ladys Moreno Galicia
y Marlene Hernández Hernández.
Dirección de Investigación del HRAE de Ixtapaluca,

y Escuela Superior de Medicina, IPN. 

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas con más de mil millones de adultos y 124 millones de niños y jóvenes afectados por este trastorno crónico. Las enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina, diabetes mellitus, hipertensión arterial sistémica y el síndrome metabólico, son comorbilidades estrechamente relacionadas con el exceso de peso corporal. Muchos estudios han examinado el potencial de las dietas y sus componentes dietéticos como intervención de primera línea en la prevención y el tratamiento de estos padecimientos.

La evidencia, demuestra que la ingesta alta de frutas, verduras, legumbres, y los cereales son beneficiosos para la salud. Algunos de sus beneficios han sido atribuidos a sus propiedades por su bajo índice glucémico y su contenido de fibra. Sin embargo, las fibras dietéticas contenidas en las frutas, verduras y legumbres varían mucho en su cantidad y están pobremente definidas.

Por lo anterior, el enfoque de nuestra investigación se basa en las propiedades benéficas que aportan los betaglucanos (β-glucanos), que son un tipo de fibra dietética soluble presente en los cereales sin refinar, y que se encuentran en la pared celular de plantas como la cebada, la avena, el centeno o el trigo. Los ß-glucanos son homopolisacáridos lineales de glucosa unidos a través de enlaces ß-1→3 y ß-1→4. El beneficio de estos componentes ya ha sido avalado por organismos internacionales de salud.

Los cereales que contienen más β-glucanos son: cebada: 2 a 20 %; avena: 3 a 8 %; sorgo: 1.1 a 6.2 %.

Se han realizado diferentes estudios sobre los β-glucanos contenidos en la avena, sin embargo, cabe mencionar que la cebada contiene más β-glucanos, y poco se conoce en cuanto al efecto positivo que produce en el organismo. En México, la cebada es uno de los cultivos más importantes en la región de los Valles Altos que comprende los estados de Hidalgo, Tlaxcala, Puebla y Estado de México. Este cereal posee una sustancia llamada Hordenina, que actúa como antiséptico intestinal, y está indicada en cuadros de enteritis, colitis, diarrea y cólera. Dicha molécula ejerce un efecto positivo sobre nuestro humor y sentimiento de felicidad, ya que estimula los receptores dopaminérgicos.

Por otro lado, es importante destacar que el índice glucémico que posee la cebada es mucho menor, lo que ayuda a disminuir la absorción de glucosa, en virtud de que las enzimas de las microvellosidades intestinales de los humanos no pueden hidrolizar los enlaces glucosídicos de los polisacáridos presentes en la cebada, reduciendo los niveles de azúcar en sangre y previniendo los picos hiperglucémicos durante las comidas.

De forma general, los β-glucanos crean geles viscosos en el tracto gastrointestinal, retrasando el vaciamiento gástrico e interfiriendo en la actividad de las enzimas pancreáticas, lo que retrasa los procesos de digestión y absorción de nutrientes, ayudando en la disminución de colesterol y glucosa, regulación de los niveles de insulina en sangre y en la reducción del índice glucémico de los alimentos. Por ello, la importancia de incluir en nuestra alimentación diaria, los cereales que nos aporten una gran cantidad de β-glucanos, para poder obtener los beneficios potenciales que estos nos brindan.

Actualmente hemos estado desarrollado pan y tortillas con cebada, con la finalidad de brindar alimentos indispensables en la dieta de los mexicanos para disminuir la absorción intestinal de polisacáridos y calorías absorbidas.

Referencias bibliográficas

  1. Liu S, Stampfer MJ, Hu FB, et al.(1999) Whole-grain consumption and risk of coronary heart disease: results from the Nurses’ Health study. Am J Clin Nutr. 70:412–419.
  2. Lairon D, Arnault N, Bertrais S, et al.(2005). Dietary fiber intake and risk factors for cardiovascular disease in French adults. Am J Clin Nutr. 82:1185–1194.
  3. Keenan JM, Pins JJ, Frazel C, Mo, et al.(2002). Oat ingestion reduces systolic and diastolic blood pressure in patients with mild or borderline hypertension: a pilot trial. J Fam Practice. 51:369–375.
  4. Birketvedt GS, Shimshi M, Erling T, et al.(2005). Experiences with three different fiber supplements in weight reduction. Med Sci Monit. 11:15–18.
  5. Volman J.J, M. R. (2010). Dietary (1-3), (1-4) – B-d-glucans from oat activate nuclear factor-kB in intestinal leukocytes and enterocytes from mice. Nutr Res, 40-8.
  6. Consumer, E. (2015). Betaglucanos: sus beneficios en el pan. Consumer, 22-23.
  7. (2008). Food labelling: Specific requirements for health claims; Health claims: Soluble fiber from certain foods and risk of coronary heart disease (CHD). 21 Code of Federal, 142-6.
  8. Whitehead A, E. J. (2014). Cholesterol-lowering effects of oat β-glucan: a meta-analysis of randomized controlled trials. The American Journal of Clinical Nutrition, 1413–1421.
  9. Stephanie R. Earnshaw PhD, C. L. (2017). Cost-effectiveness of Maintaining Daily Intake of Oat β-Glucan for Coronary Heart Disease Primary Prevention. Clinical Therapeutics, 804-818.
  10. Aman P. 2006. Efectos reductores del colesterol de la fibra dietética de cebada en humanos: apoyo científico para una declaración de propiedades genéricas. Scand J Food Nutr 50 : 173–6
  11. Zamora D.M.R., et al. (2017). Maravilla: variedad de cebada forrajera para Valles Altos de México. Mex. Cienc. Agríc. Vol.8 Núm.6.
  12. (2015). Servicio de información Agroalimentaria y Pesquera, México.
  13. Tiwari U, C. E. (2011). Meta-analysis of the effect of β-glucan intake on blood cholesterol and glucose levels. Nutrition , 1008-16.
  14. J, W. (2007). Cereal β-glucans in diet and health. J Cereal Sci, 230-8.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here