Medios sociales de internet y la prevención del suicidio ¿cuál es su utilidad?

0
73

Dr. Enrique Chávez-León
Secretario de la Región México, Centroamérica y El Caribe
de la Asociación Psiquiátrica de América Latina.
Coordinador de Posgrado, Facultad de Psicología,
Universidad Anáhuac México.

Poco después de haber iniciado el siglo XXI, el Internet se constituyó en la forma más poderosa de información y de comunicación. Este fenómeno, por lo novedoso, naturalmente tuvo mayor impacto entre los jóvenes.

La Organización Mundial de la Salud estima que la conducta suicidaes la 13a. causa mundial de muerte; ocasiona aproximadamente un millón de muertes cada año. Aunque la conducta suicida es la principal causa mundial de muerte en los adolescentes y adultos jóvenes, en México ocupa el tercer lugar.

Los medios sociales constituyen un grupo de aplicaciones que permiten la creación e intercambio de contenidos que el propio usuario genera; Facebook, Twitter, Wikipedia y YouTube son ejemplos de los medios sociales.

Tanto en los medios de comunicación tradicionales, llámese televisión, radio y prensa escrita, como en el Internet, la sensacionalización de las conductas suicidas, el uso de imágenes, la descripción explícita de los medios suicidas, así como plantear al suicidio como una solución a los problemas, aumentan el riesgo de que otras personas por contagio tengan estas conductas, muchas veces de forma impulsiva. De ahí que los sitios de Internet y los medios sociales, en donde se expresen ideas suicidas y/o se transmitan mensajes acerca de intentos o suicidios, pueden generar, por un fenómeno de contagio, nuevas conductas suicidas.

Afortunadamente, por su misma popularidad los medios sociales de Internet pueden constituirse en una herramienta útil para prevenir, detectar a inclusive tratar a las personas con trastornos mentales, los cuales guardan una relación estrecha con conductas suicidas, como es el caso de la depresión; también tener conocimiento de personas con ideación suicida e inclusive de los deudos de personas fallecidas por esa razón.

Se han observado distintos fenómenos relacionados con la expresión de ideas suicidas a través de Internet:

a) Existe relación entre los posts en los sitios de Internet (por ejemplo en Twitter) y la tasa de suicidios del país.

b) La mayoría de las personas que expresan ideas suicidas en Internet posteriormente son vistos en los servicios de ayuda debido a que otras personas han transmitido la información a un adulto o han animado directamente al joven a buscar ayuda.

c) Las personas “postean” mensajes de suicidio en los foros, buscando información, relacionarse y compartir sus experiencias con los otros. El 70 % encuentran estos foros po-sitivos y refieren haber recibido apoyo para sus problemas. 

d) Las personas que usan el Internet por el tema de suicidio, buscan con menos frecuencia ayuda que aquellos que no lo usan con este fin; muchos de ellos desconfían de los servicios psiquiátricos convencionales.

e) Son realmente pocos los usuarios que buscan un “cómplice” para el suicidio o información sobre medios suicidas.

f) La mayoría de los usuarios de los foros en Internet muestra reducción en la ideación suicida.

g) La respuesta de los moderadores y otros miembros del grupo de los foros en línea son similares a la de las personas en vivo y no se observan expresiones de apoyo al suicidio ni nuevas conductas suicidas.

Considerando esta evidencia se puede concluir que sin duda el Internet permite tanto la identificación temprana de las personas en riesgo, alcanzando a usuarios a los que no se tendría acceso de otra forma, constituyendo una alternativa al tratamiento habitual cara a cara y puede ser un tratamiento complementario al usual.

Tener conocimiento, por los posts, de las personas con ideación suicida, permite la intervención y la prevención de las conductas.

Algunas de preocupaciones y cuestionamientos del uso de los medios sociales del Internet para la prevención de las conductas suicidas son:

La normalización de esas conductas (si otros lo piensan y lo hacen, entonces yo lo puedo hacer), la dificultad para intervenir en caso necesario y el fenómeno de contagio social (efecto Werther).

Finalmente aunque los foros siguen principios éticos, apenas se están desarrollando guías de los procedimientos de prevención del suicidio vía Internet.

Referencias bibliográficas

  1. Jashinsky J, Burton SH, Hansen CL, et al. Tracking suicide risk factors through Twitter in the US. Crisis. 2014;35:51- 59.
  2. Won HH, Myung W, Song GY, et al. Predicting national suicide numbers with social media data. Plos ONE. 2013;8:e61809.
  3. Robinson J, Cox G, Bailey E, et al. Social media and suicide prevention: a systematic review. Early Intervention in Psychiatry. 2015; dpi: 10.1111/eip. 12229.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here