Menopausia: sofocos, cambios de humor y riesgo de fracturas

0
24

Una de cada tres mujeres mayores de 50 años presenta osteoporosis, y la menopausia es de los principales factores de riesgo que favorece esta manifestación. 

Se estima que más de 8 millones de mexicanas adultas entre 45 años y más, sufren de menopausia con trastornos físicos asociados y cambios emocionales que afectan su calidad de vida y salud.

De acuerdo con la doctora Mercedes Álvarez, gineco-obstetra, destacó que es fundamental informar a las pacientes que la menopausia no es una enfermedad, sino una etapa natural de su vida en la que su organismo experimenta ciertas modificiaciones, pero que ello no significa que deban padecerlo y arriesgar su salud, puesto que existen estrategias médicas para tener una adecuada calidad de vida durante esta etapa.

La menopausia se caracteriza por la disminución y cese de la producción de la hormona estrógeno, desencadenando trastornos físicos, mentales y emocionales que, de no ser tratados de manera temprana, alteran la calidad de vida de las mujeres.

Así mismo, la doctora Álvarez comentó que por desconocimiento, un alto porcentaje de mujeres en nuestro país asumen que en esta fase es “común” soportar las molestias y problemas de salud que ocasiona la baja en la producción hormonal. Sin embargo, nuestra labor como médicos es comunicarles que existen opciones como las terapias de reemplazo hormonal que evitan los trastornos asociados a la menopausia, además de prevenir el riesgo de:

– Osteoporosis

– Enfermedades cardiovasculares

– Padecimientos urogenitales

Entre las terapias de reemplazo hormonal más novedosas se encuentra la terapia oral combinada que contiene un estrógeno idéntico al producido naturalmente por el ovario (estradiol) y drospirenona, que ha demostrado ser el tratamiento óptimo para el alivio de las molestias, así como reducir el riesgo cardiovascular y prevenir la osteoporosis, reduciendo el índice de fracturas e incapacidad.

Incluso, se aconseja el uso de una terapia de reemplazo hormonal desde que comienza el descenso en las producción de estrógeno, con el objetivo de fortalecer los huesos y reducir la pérdida de masa ósea, dijo la especialista.

Además, gracias a la combinación de dosis muy bajas de drospirenona y estradiol, se obtiene un efecto benéfico en el perfil de lípidos y se contrarresta el aumento de peso al evitar la retención de líquidos, concluyó la especialista.

Referencias bibliográficas

  1. Bacon JL. The Menopausal Transition. Obstet Gynecol Clin North Am. 2017 Jun;44(2):285-296.
  2. Matthews KA, Bromberger JT. Does the menopausal transition affect health-related quality of life? Am J Med. 2005 Dec 19;118 Suppl 12B:25-36.
  3. Soares CN. Menopausal transition and depression: who is at risk and how to treat it? Expert Rev Neurother. 2007 Oct;7(10):1285-93.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here