Meridianos informativos

0
42

VALEANT ES AHORA BAUSCH HEALTH COMPANIES

La decisión de cambiar nuestro nombre fue considerada cuidadosamente sobre un largo periodo de tiempo. Observamos diversas opciones viables hasta determinar que Bausch Health es el nombre que mejor representa el alcance de nuestro portafolio, ya que engloba tanto productos farmacéuticos como dispositivos médicos y productos de libre venta (OTC).

De hecho, somos una compañía global y diversifi-cada. Más allá de la división de nuestro negocio farmacéutico de prescripción en Estados Unidos, aproximadamente el 20 % de nuestros ingresos provienen de dispositivos médicos, mientras que el 15 % corresponde a productos de libre venta, y otro 15 % de productos genéricos de prescripción fuera de
Estadosunidos.

El nombre Bausch proyecta una historia rica en innovación, fortaleza y dedicación enfocada en la salud del paciente que nos remonta a la época en la que J.J. Bausch inauguró su primera tienda de productos ópticos hace ya más de 165 años. Estas cualidades forjaron los cimientos de quien somos ahora mientras continuamos construyendo una compañía innovadora, esforzándonos en mejorar la salud de los pacientes a nivel global.

Es importante hacer énfasis en que nuestras diferentes líneas de productos con marcas establecidas en México tales como: Bausch & Lomb, Grossman, Atlantis, Tecnofarma continuaran operando bajo los mismos nombres existentes.

Estamos seguros que Bausch Health Companies refleja a la perfección el tipo de empresa que somos ahora; innovadora, global y enfocada en la salud del paciente.

NUEVA FORMA GEOMÉTRICA DE CÉLULAS EPITELIALES

Investigadores han demostrado que las células epiteliales, adoptan una forma geométrica que no estaba descrita hasta ahora, el escutoide, para que los tejidos puedan curvarse. Este hallazgo, que acaba de publicar la revista Nature Communications, permite que los órganos puedan adquirir formas muy complejas pero que a la vez sean estables. Así,los expertos afirman que estas nuevas y bellas estructuras, los escutoides, son la solución que ha encontrado la naturaleza para doblar y curvar los epitelios.

Las células epiteliales son “los bloques de construcción” con los que se forma un organismo. Los epitelios forman estructuras con múltiples funciones como hacer
de barrera contra infecciones o absorber nutrientes. Así, durante el desarrollo embrionario, se pasa de una estructura simple formada por unas cuantas células a unanimal con órganos muy complejos. Este proceso no ocurre solo por el crecimiento del organismo, sino que las células epiteliales se van moviendo y empaquetando para organizarse correctamente y dar la forma final a los órganos”, explica el profesor de la Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla, Luis María Escudero.

Hasta el momento estos “bloques” se representaban con la forma de prismas. Sin embargo, al examinar epitelios curvos en las muestras del laboratorio, los investigado-
res han encontrado evidencias de que estas células reales adoptan otras formas más complejas.

Este descubrimiento está englobado dentro de la ciencia básica, en la interfase entre la biología, las matemáticas y la física. Sin embargo, este tipo de investigaciones son necesarias para la biomedicina. En concreto, este estudio abre la puerta para entender cómo se forman los órganos durante el desarrollo y qué puede fallar en algunas enfermedades donde este proceso está alterado.

Esta investigación ha sido liderada desde el Departamento de Biología Celular de la Facultad de Biología de la US y el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS), y el laboratorio del Dr. Javier Buceta de la Universidad de Lehigh (EE.UU.). Además, ha contado con la colaboración de Alberto Márquez y Clra Grima, del “Grupo de Investigación de Matemática Discreta: Teoría de Grafos y Geometría Computacional” de la Universidad de Sevilla, y expertos del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo.

ALTERACIONES DEL SUEÑO Y NEURODEGENERACIÓN EN PACIENTES CON DM

El doctor Ignacio Ramírez Salado, jefe del Laboratorio de Cronobiología y Sueño del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, responsable del estudio, identificó que la falta de procesos adecuados de sueño modifican el proceso hipoglucémico y que esto a su vez disminuye la actividad eléctrica a nivel cerebral. El doctor dijo que la literatura científica reporta que los pacientes con diabetes (especialmente la tipo 2) tienen alargado su periodo de sueño, es decir, tienen muy buenas proporciones de sueño ya que duermen entre siete y ocho horas por día.

“También se ha descrito una disminución del sueño en ondas lentas (fases 1 y 2) y aunque no hay información suficiente que describa lo que ocurre con la fase 3, se tiene la hipótesis de que está aumentada en los pacientes con diabetes. En torno a ese conocimiento nos propusimos realizar un análisis de bioseñales eléctricas en el SNC”. A través de ese análisis documentó que aun cuando la enfermedad no está asociada a procesos de insomnio, aquellos pacientes que realizan una privación voluntaria del sueño experimentan un proceso de enlentecimiento del electroencefalograma, es decir, husos de bajo voltaje durante la fase 2 de sueño y ritmo alfa lento y de alto voltaje durante periodos de vigilia con ojos cerrados.

“Esas variaciones de voltaje podrían alterar algunas estructuras del sistema límbico como el hipocampo, provocando que presenten patrones electrográficos deficientes. Esto es algo que ya comenzó a describirse en la literatura internacional como diabetes tipo 3, es decir, una etapa de neurodegeneración como consecuencia de la diabetes tipo 2, en particular de las hipoglucemias nocturnas”.

El primer paso, dado hace un año que arrancó el proyecto, fue conformar un grupo de pacientes con diabetes tipo 2 de entre 40 y 70 años de edad. En paralelo, se está corriendo el mismo estudio con un modelo animal al que se le generó diabetes tipo 2. En ese estudio han documentado también patrones eléctricos muy desfavorables que los pudieran llevar a la neurodegeneración del hipocampo, afectando sus procesos de memoria y aprendizaje.

“De manera indirecta, en animales estamos observado cómo los valores altos de azúcar en sangre producen alteraciones de la actividad eléctrica en el hipocampo. Este dato es relevante porque nos permite reforzar la hipótesis de que lo mismo puede estar ocurriendo con los humanos aun cuando no tengamos esos valores de glucosa”.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt, http://www.conacytprensa.mx

ALTERNATIVA DE TRATAMIENTO EN CA DE PIEL

Desde hace 17 años, el cáncer de piel es el segundo más frecuente en México y es una manifestación del daño solar acumulado, ya que el principal factor de esta neoplasia es la exposición excesiva y periódica al sol.

Existen dos grupos de cáncer de piel: melanoma y el tipo no melanoma. El primero, a pesar de ser poco frecuente, presenta las características más severas y es el tipo más pe-
ligroso. El 75 % de las muertes por cáncer cutáneo son provocadas por melanoma, ya que un milímetro de profundad es una lesión que puede representar un pronóstico de sobrevida menor al 50 % en cinco años.

De acuerdo con información de la Clínica de Melanoma del INCan, en México se ha visto un aumento considerable en esta neoplasia. En los últimos años su evolución ha sido de más del 500 % y se espera que para el 2020, este tipo de cáncer sea más cotidiano de lo que se desea, pues gran parte de los pacientes buscan atención en etapas avanzadas.

Por otra parte, a nivel mundial tiene una incidencia de 1 % en hombres y 0.9 % en mujeres en países desarrollados, y de 0.7 % en hombres y 0.6 % en mujeres en países en vías de desarrollo.

El melanoma es una enfermedad multifactorial en la que intervienen tanto factores ambientales como factores genéticos, así el 5-10 % del total corresponde a melanoma familiar, mientras que el restante 90-95 % corresponde a melanomas esporádicos.

Dentro de los principales factores de riesgo, se encuentran la exposición a rayos ultravioleta, genética, piel muy blanca, pecas y cabello claro, y predominio de lunares.

Por otra parte, entre los prometedores tratamientos contra el cáncer se encuentra la inmunoterapia que estimula al sistema inmunitario del cuerpo a luchar contra las células cancerosas. Existen ciertas moléculas en las células inmunitarias que actúan como puntos de control para evitar ataques a las células saludables y minimizar el efecto de la enfermedad autoinmune.

Algunas veces las células del melanoma pueden esconderse detrás de estas moléculas para impedir que sean detectadas por el sistema inmunitario.

Ciertos fármacos usados para la inmunoterapia dirigen y bloquean estos puntos de control, aumentando la respuesta inmunitaria del cuerpo, para que puedan invadir los tumores y atacar las células del melanoma. Aunque varios de estos agentes inmunoterapéuticos han mostrado su eficacia, todavía existen muchos aspectos para lograr una terapéutica verdaderamente efectiva e inocua.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here