Novedades odontológicas

0
20

PERIODONTITIS, ALTO RIESGO DE PADECER HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Los pacientes con periodontitis tienen un riesgo hasta de un 41 % superior de desarrollar hipertensión arterial.

La periodontitis o “enfermedad de las encías”, comúnmente conocida como “piorrea”, es una patología fundamentalmente caracterizada por una inflamación y sangrado de las encías. Una periodontitis que, además de causar la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales y, por ende, de provocar la pérdida de los dientes, se asocia a un mayor riesgo de enfermedades potencialmente mortales, como las cardiovasculares.

Un estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Dental Eastman del Colegio Universitario de Londres, (Reino Unido), muestra que la periodontitis aumenta, el riesgo de hipertensión arterial. Y asimismo, que el tratamiento de enfermedades de las encías conlleva una reducción significativa de las cifras de presión sanguínea, siendo el beneficio, cuando menos, similar al que se logra con la prescripción de antihipertensivos.

Como explica Eva Muñoz Aguilera, directora de esta investigación presentada en el marco del Congreso Euro Perio 2018 de la Federación Europea de Periodoncia (EFP), celebrada en Amsterdam, “la periodontitis y la hipertensión arterial afecta a millones de personas en todo el mundo. Enfermedades que, como han mostrado distintos trabajos, se asocian de forma independiente con una mayor incidencia de episodios cardiovasculares, conlleva así un gran impacto sobre la salud pública y sobre los costes sanitarios. Además, la hipertensión y la periodontitis comparten factores de riesgo como la diabetes, dieta poco saludable y el hábito de fumar”.

La hipertensión arterial, esto es, la enfermedad definida por cifras de presión sanguínea superiores a 140/90 mmHg, constituye, como alerta la Organización Mundial de la (OMS), la primera causa de mortalidad global. No en vano, hasta un 75 % de la población con hipertensión –en torno a 1.100 millones de personas en todo el mundo y más de 14 millones de españoles– presenta un riesgo nada desdeñable de sufrir un ictus, infarto de miocardio o desarrollar enfermedad renal. De ahí la importancia, vital, de prevenir su aparición o, en su defecto, de administrar tratamientos para revertirla. Y parece que la higiene bucodental juega un papel primordial en ambos sentidos.

Como indica Eva Muñoz Aguilera, “si podemos probar que existe una relación entre la periodontitis y la hipertensión y, además, que esta relación es casual, el diagnóstico, prevención y tratamiento de la enfermedad de las encías nos ofrecería una oportunidad para contribuir, a su vez, a la prevención y tratamiento de la hipertensión y evitar las devastadoras consecuencias asociadas a la presión sanguínea elevada”.

Para llevar a cabo su revisión o “meta-análisis”, los autores analizaron los resultados de 21 ensayos clínicos, en los que se evaluó tanto el riesgo de desarrollo hipertensión tras el diagnóstico de periodontitis como el posible cambio en las cifras de presión arterial tras el tratamiento de la enfermedad de las encías.

UNAM CREA BANCO DE CÉLULAS MADRE DE DIENTES

Investigadores de la Escuela Nacional de Estu-dios Superiores (ENES) Unidad León, crearon un banco de células madre troncales extraídas de dientes.

René García Contreras, responsable del área de Nanoestructuras y Biomateriales del Laboratorio de Investigación Interdisciplinaria de la ENES León, señaló que el proyecto incluye el aislamiento, cultivo, caracterización y criopreservación de las células mediante métodos estandarizados a nivel nacional e internacional.

Este banco de células madre tiene el objetivo de dar servicio a quienes deseen criopre-
servar sus células de manera indefinida y mantenerlas disponibles para cuando las requieran, todo a un costo por debajo de los estándares convencionales.

De acuerdo con el universitario, se eligió este tipo de células debido a la plasticidad y capacidad para multiplicarse en grandes cantidades, lo que las hace útiles en la regeneración de músculo, piel, hueso, hígado, dientes, tejido (óseo, cartilaginoso, nervioso, adiposo y cardíaco), entre otros; a diferencia de las células de cordón umbilical, las cuales solo pueden aplicarse en el tratamiento de enfermedades de origen sanguíneo como leucemia o las anemias.

García Contreras afirmó que la biodisponibilidad de células madre troncales de origen dental tendrá un impacto significativo en la investigación básica en medicina, odontología regenerativa, ingeniería de tejidos y en el desarrollo de posibles terapias clínicas de restitución celular.

Asimismo, puntualizó que las células tienen la facultad de auto renovarse y regenerar tejidos, así como la posibilidad de convertirse en diferentes tipos de células de nuestro organismo y el proceso para obtenerlas es relativamente sencillo pues se hace a partir de procedimientos convencionales como la extracción de las muelas del juicio o premolares.

Destacó que lo más recomendable es realizar este proceso en pacientes jóvenes, pues eso incrementa las posibilidades de acierto al asilarlas. Sin embargo, también se puede realizar en personas mayores, el éxito se reduce significativamente.

Dirección General de Comunicación Social, UNAM

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here