Parkinson, segundo padecimiento degenerativo más frecuente en el mundo

0
5

En el mundo se ven afectadas más de 62 millones de personas. Si bien no es una enfermedad mortal, sí es un padecimiento incapacitante que impacta significativamente la calidad de vida del paciente y sus familiares, alertó el doctor Rodrigo Lloréns Arenas, Neurólogo con Alta Especialidad en Enfermedades de Parkinson y Trastornos del Movimiento.

En conferencia de prensa con motivo del Día Mundial del Párkinson, el doctor Lloréns detalló que este padecimiento es producido por un proceso neurodegenerativo multisistémico que afecta al sistema nervioso central, lo que lo convierte en una enfermedad crónica.

De acuerdo a la guía de práctica clínica Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Parkinson inicial y avanzada en el tercer nivel de atención, publicada en 2010 por la Secretaria de Salud, se estima que existen más de 250 mil mexicanos con Enfermedad de Parkinson. Actualmente es la cuarta causa de consulta en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez”.

“Cuando hablamos de párkinson, debemos entender que se trata de un padecimiento progresivo y degenerativo, cuya edad promedio de inicio es de los 55 años, sin embargo, existen casos excepcionales donde la enfermedad se desarrolla antes de los 20 años”, comentó el Dr. Lloréns.

Con relación a los síntomas que presentan los pacientes explicó que existen los motores, tales como: inestabilidad postural, rigidez en los músculos, bradicinecia y temblor en reposo; así como los no motores, entre ellos: ansiedad, depresión, psicosis, problemas gastrointestinales, fatiga, dolor y alteraciones del sueño. Sin embargo, aclaró que “no todo temblor es sinónimo de párkinson, y no todas las personas con párkinson tiemblan”.

Al respecto, el doctor Daniel Martínez, Neurólogo con Alta Especialidad en Movimientos Anormales, reiteró que no todo temblor es sinónimo de párkinson, e hizo hincapié en la importancia de las alteraciones del sueño y cómo afecta la calidad de vida de los pacientes.

“Aunque casi no se hable de ello, es común que los pacientes con Enfermedad de Parkinson presenten importantes alteraciones de sueño, entre las más comunes están el insomnio, trastornos del comportamiento durante el sueño REM, somnolencia diurna, movimientos periódicos de extremidades y apnea obstructiva del sueño” explicó.

Agrego que los pacientes no suelen tener dificultad para conciliar el sueño, pero sí para mantenerlo debido a que tienden a despertarse varias veces por la noche. “Para corregirlo es necesario investigar su causa y brindar un tratamiento adecuado para cada caso”, indicó el experto.

Por su parte, el doctor Fortino Salazar, Neurocirujano con Subespecialidad en Cirugía de Parkinson y Cirugía de Epilepsia, reveló que actualmente existen terapias innovadoras y dispositivos médicos de vanguardia que pueden mejorar de manera significativa la calidad de vida de los pacientes que viven con Enfermedad de Parkinson.

“Un manejo óptimo de la enfermedad incluye una detección oportuna, un diagnóstico temprano y manejo multidisciplinario por parte de los médicos para lograr un adecuado control de los síntomas que le permitan a la persona una mejora en su calidad de vida”, agregó especialista Salazar.

Finalmente el doctor Lloréns hizo un llamado para estar atentos de los signos de alerta tempranos para un diagnóstico oportuno. Algunos signos pueden ser: temblor en los dedos, manos o piernas, cambio en la escritura, pérdida de olfato, movimientos repentinos durante el sueño profundo o dificultad para dormir, rigidez en el cuerpo, dificultad al moverse o al caminar, falta de expresión facial y encorvamiento de la espalda.

Referencias bibliográficas

1.-Dorsey ER, Bloem BR. The Parkinson Pandemic – A Call to Action. JAMA Neurol. 2018;75(1):9-10.

2.-Diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad de Parkinson inicial y avanzada en el tercer nivel de atención, México: Secretaría de Salud, 2010.

3.-Estrada-Bellmann I. Verduzco-Aguirre H, Naim-Gamboa R, et al. Perfil clínico-epidemiológico de pacientes con parkinson en el Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González” de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Medicina Universitaria. 2013;15 (58):10-14.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here